“Olvidando Olvidar…”

Muy bien, no estoy seguro de lo que acaba de pasarme…

Tengo la completa certeza [y lo digo sin titubear, creo] que en un primer momento tenía la intención de volver a escribir unas nuevas cuantas líneas, con un tema de por sí ya predeterminado el cual estas últimas semanas comenzaron a fraguarse en mis pensamientos. Pero ahora, que es justamente cuando me dispuse a redactarlas, pues, y no lo entiendo bien, como que ya no tengo idea de lo que se supone que iba a hablarles.

Esto, pues como entenderán, es una sensación frustrante, de todos modos es la primera vez que me sucede [o la única que alcanzo a recordar], y con más razón, porque me había empecinado en hacerlo, creyendo que esta oportunidad, si sería lo bastante interesante [o eso me gusta pensar, aunque sinceramente no creo que haya sido así] como para deleitar sus [no tengo mejor cosa que hacer, así que me pondré a leer esto] ojos. Asumo que, y a manera de dar una justificación, deberé decir que tal vez, se me olvido, y ya.

En fin, y ahora que empecé a escribir esto y en consecuencia, como ya no puedo parar, supongo que me siento obligado a improvisar algo, y en vista que el olvido hizo gala de sus atributos para con mi persona, me parece correcto que sea esa la razón también, de esta pequeña nueva visita que me gusta hacerles, [a los que lo lean claro, siempre lo he dicho] antes de que nuevamente, y se me dé por olvidarlo por completo

¿Nunca les ha sucedido algo así como que fueron a algún lugar por alguna razón importante, pero que cuando llegan a su destino, ya no tienen idea del porqué es que fueron a parar hasta allí? Bueno, asumo que si [ok, esa sí que es una manera bastante estúpida de empezar a escribir acerca de lo que sea que fuese, así que intentare empezar de nuevo, a ver si sale algo mejor… Aunque claro, aquí entre nos, si les ha pasado ¿Cierto?]

El olvido… ¿Qué podría decir ya? ¿Qué buena definición podría darle yo a algo tan complicado como esto? No puedo estar tan seguro, pero estoy bastante convencido de que muchos, o casi todos, alguna vez hemos pasado por algún tipo de situación, en la que nos olvidamos de algo, tal vez importante, o no tanto, y esto se ha visto de manera preponderante, afectándonos o dándonos ventaja, de una u otra manera.

¿Qué sentirían si de un momento a otro, después de una noche y al despertarse, de pronto, ya no pudiesen recordar absolutamente nada? ¿Como si alguien se hubiera metido a su cabeza mientras dormitaban, borrando todos y cada uno de sus recuerdos?

Así como dentro de un vacío, un hoyo negro al que has caído y en el que no se puede dejar de caer y caer, y no hacer más que caer inconteniblemente para jamás lograr averiguar ni siquiera quien eres, porque tu identidad se acaba de esfumar quien sabe por dónde, porque no puedes recordar nada y más aun teniendo que preguntarte también ¿Qué demonios haces en ese lugar, el cual es como si fuese la primera vez que lo vieras, [de hecho, no sabes si en verdad es la primera vez en la que estás ahí o no] echado en esa cama, vestido con esa ropa tan incómoda, observando objetos de los cuales no se tiene idea alguna, y con esa sensación de haber experimentado toda una vida anterior, pero no poder recordar ni siquiera un ápice? Bastante frustrante ¿Verdad? Y más aún cuando de pronto, una voz pregunta por ti desde algún lugar allá afuera, donde quiera que te encuentres, pronunciando un nombre que te parece tan extraño, pero asumiendo que es el tuyo ya que otra opción no te queda, escuchando que golpean a tu puerta, como si aquella persona fuese de tu confianza, o que tú la conocieras bien, pero sin conseguir acordarte de quien sea que pudiese tratarse. Así que no respondes, te quedas tan callado como tu sombra reflejada en la pared la cual te parece tu única confianza, tienes miedo, todo gira alrededor tuyo, no sabes si confiar y confirmar tu paradero, o simplemente quedarte callado y esperar a poder recordar algo… Y no lo haces, jamás recuerdas quien eras, nunca vuelves a ver el mundo como antes, y esas personas que dicen ser tu familia y amigos te siguen pareciendo tan extraños, y por más que lo intentas, sin importar cuantas veces golpeas tu cabeza contra la pared, cuántas noches te duermes en esa cama y en esa habitación tan ajena a ti esperando que al despertar puedas acordarte de al menos una miserable parte de aquel quien todos te dicen que eres, o fuiste… pero nada…

“Dicen que muerto, probablemente estás. Y las calles del olvido, desiertas están…”

Pero no se trata simplemente en el que uno se olvida de algo y ya está, puede que también alguna persona, tal vez un simple conocido, o alguien a quien se estime mucho, se olvide de algo concerniente contigo, algo que tenía que darte, alguna salida pactada, algún trato que dejo pasar o incluso, que simplemente, se haya olvidado de tu existencia, de que aún respiras por ahí, de que sobrevives y pues, para acortar un poco la cosa, que se haya olvidado simplemente de ti, sin más, ni menos.

Y uno se pregunta, ¿Cómo puede ser eso posible? Bueno, no es que pueda ponerme en todas las situaciones, puede que le parezcas ya poco interesante, ¿Quién sabe? que no le atraigas ni en lo más mínimo, que le hayas dejado de importar por alguna razón, que haya sufrido un accidente de tránsito en la carretera, quedado con heridas muy serias, con muchos golpes en la cabeza y que a consecuencia de eso tu hayas pasado las últimas semanas al borde de su cama de hospital, esperando a que despierte, y cuando al fin lo hace, y tú recibas a esa persona con una sonrisa, seas sorprendido con la peor pregunta que pudiesen hacerte en tu vida…  <¿Quién eres? > [Está bien, olviden eso, creo que es bastante trágico, así que hagan como si nunca lo hubiesen leído, pero no me vayan a decir que no podría pasar, o eso creo]

Pero más frustrante aún, creo que puede ser, que la razón del olvido de esa persona para contigo, sea apropósito, y mucho más aún, que sea total, y completamente, tu culpa y la de nadie más… Y sí, a veces cometemos cosas estúpidas, cosas sin sentido, cosas que no pensamos que pueden llegar a herir, decepcionar, molestar o incomodar a aquella persona a la que se le ha cogido bastante aprecio, pero que solamente por un momento de estupidez, por dejarse llevar, o por ya no conseguir aguantar ni esperar un segundo más, uno llegue a hacer que todo, literalmente, se vaya al carajo [sí, al carajo, o cualquier otra palabra soez que se les venga a la mente, da lo mismo] para luego ya no poder conseguir explicarse, disculparse o intentar remediarlo, siendo ya muy tarde, ya todo está hecho, y es el preciso momento, en que eres testigo, de uno de los olvidos más dolorosos que puedan existir. Se jodió todo, ya no hay más vuelta que darle, tal vez, quien sabe, y sea lo mejor…

“Tortúrame, si quieres. De la forma que sea, más no olvidándote de mí…”

En fin, ¿Y si se tratara de un olvido más popular? ¿Y si uno intentase hacer algo tan importante para que la gente jamás se olvide de él y su recuerdo viva para siempre? Normalmente podemos ser testigos de muchas situaciones como está, como sabemos, las personas van y vienen, unos nacen, y por supuesto otros mueren… Pero existen solo unas cuantas personas, que consiguen de algún modo, que cuando probablemente su cuerpo ya no siga respirando, esté quemado o enterrado bajo varios metros de fría y húmeda tierra, sea como si aún estuviesen vivos, como si su presencia continuara terrenalmente, y jamás, hayan cerrado sus ojos, para no volver a abrirlos hacia la eternidad. Y son pues, aquellas personas que consiguieron influenciar en algo a quienes los rodeaban, quienes hicieron algún acto que haya trascendido de persona a persona haciendo que todos recuerden su nombre, al igual que  un gran músico al que todos escuchamos, un excelente pintor al que todos apreciamos, o algún excelente escritor al que todos leímos [y a los que algunos remedos intentamos al menos y alcanzar]

Esa tal vez es la mejor manera para evitar el olvido, creo yo, ya que la mayoría de gente, solamente consigue que las personas más cercanas se acuerden de él, y ni siquiera para siempre, solo, por un momento, haciendo que el olvido merme con sus actos, muchas veces inservibles, pasando desapercibidos, como si nunca, hubiesen existido. Tal vez y esa sea,  en mi opinión, una de las peores formas de morir…

“La muerte no llega con la vejez, sino con el olvido…”

#Gabriel García Márquez

Pero no se trata de vivir solamente para que las masas se acuerden de uno, porque si ese es el propósito fundamental, creo que lo único que conseguiremos es quedarnos enterrados aún más al fondo, sin que nadie se acuerde de colocarnos una florcita aunque sea por compasión. Creo más bien, que nadie, debería buscar a toda costa hacer algo para que su nombre perdure, creo que no deberíamos tener la más mínima intención de hacer que alguien se acuerde de nosotros, y solamente dejar que los días pasen, y si nos quedamos simplemente como un ave de paso, o si por alguna extraña razón a alguien se le ocurre acordarse de uno, pues…  Será porque quiso ¿No? al final de todo, ¿Quién podría saberlo?

Bueno, creo que las consecuencias de mis olvidadizos actos, ya les han quitado bastante de su valioso tiempo, pero como siempre, jamás es mi intención hacerlo [si alguna vez ha sucedido, claro, son simples suposiciones] así que como sea, espero y no haber olvidado nada, acerca del olvido…

“Olvidando olvidar,

Olvidamos,

Lo que olvidamos olvidar…”

"Como toda una vida recorrida, la cual no conseguimos recordar..."

“Como con toda una vida recorrida, la cual no conseguimos recordar…”

Anuncios

Acerca de eldespistado

Escritor, [No he publicado nada, pero al menos lo intento] lector empedernido y blogger / Si buscas gente cuerda, no soy el indicado / Sobre mí no quieres saber mucho más... Ver todas las entradas de eldespistado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: