“Año tras año, y dentro de tus metas, ahí metido otra vez…”

No me hubiera percatado de el día que se supone que es, si no fuera, en primera instancia por el despertador que me trajo de nuevo a la vida, la luz que entra por el borde de la ventana y que cae directo a mis párpados entreabiertos, la ropa con aroma a tabaco [y otros olores que no puedo reconocer pero que tampoco deseo hacerlo] regada por todo el suelo de mi habitación, el cabello aparentemente todavía húmedo, pero sobre todo y no menos importante, por el tremendo dolor de cabeza y las pocas ganas de levantarme [porque de hecho, acabo de despertar y por más que lo intento no consigo acordarme de mucho]

Y bueno, creo que es momento de metérselo dentro de la cabeza y aceptar irreparablemente, de que quiéranlo o no, les guste o no mucho, les agrade o les desagrade… otro estúpido año más a acabado, y no hay vuelta alguna que darle…

Particularmente [y no sé ustedes] estoy mas que contento de que este catastrófico, desgraciado, para el olvido y sobre todo perturbador 2011 haya terminado por fin [aunque estoy casi seguro que probablemente el 2012 me traiga nuevos y mejorados problemas] pero al menos, se supone que a partir de ahora, se puede “empezar nuevamente” eh intentar que las cosas esta vez vayan por el rumbo deseado [yo intentare que todo vaya “incorrectamente” y del “lado opuesto” del camino como siempre lo eh deseado, tal vez y así no me sienta tan desquisiado estos perturbadores nuevos 365 días que se me avecinan todavía]

Y como sea no se para ustedes, pero este día en especial, para la gran mayoría de gente, no significa otra cosa mas que “descontrol” “ebriedad por doquier” “vergüenza póstuma” [sabes que la tendrás] y sobre todo, “Alzheimer de unas seis horas como mínimo”, de las que de la única forma de enterarte que se supone que hiciste dentro de ellas, será casi nula, y tendrás que sumirte a las distintas versiones de tus conocidos [con factor de exageración del sesenta por ciento como mínimo] y que no te encontraron precisamente, en el mejor de tus estados.

Pero a pesar de todas estas pequeñas distracciones, siempre está presente algo extra, que peculiarmente, caracteriza a este día aún incluso mucho más que los festejos por doquier, y abrazos incontables que se dan cuando el reloj decide colocarse a la medianoche y anunciar el fin de un año y el inicio de uno totalmente nuevo.  Y es por supuesto, el llamativo ánimo popular de “volver a empezar” “rehacerlo todo para bien” “cumplir tus objetivos pendientes” y “hacer de una vez por todas que esa persona se fije en ti” de alguna otra manera por más de que ya no sepas cómo será nuevamente, algo tendrás que volverte a idear.

¿Pero cuales son las maneras más populares de proponerse todas estas cosas? y es que a la llegada de otro calendario en la pared , no se “supone” que simplemente uno deba decirse que simplemente este año, y a comparación del anterior, uno hará aquello que a estado posponiendose cada primero de Enero desde hace mas o menos media década y que hasta ahora no ha logrado concretar.

Es por eso que a pesar de todo, las personas [y me incluyo con alguna] siguen usando esas llamadas “cábalas de fin de año” que se supone deberían ayudar a cumplir esos tan anhelados sueños que tienen, pero que [lo saben perfectamente] casi nunca llegan a concretar con honrosas excepciones, y curiosamente son aquellas personas los/as que mas “suerte” poseen de por medio, los que se bañaron en ruda, se hicieron un arreglo facial o engañaron a algún “gringo/a” [expresión peruana utilizada popularmente para referirse a una persona que llega de un país extranjero] quienes únicamente lo consiguen [así que como entenderán, no suelo lograrlo yo tampoco]

Y en ese caso, para el resto de la gente “común y corriente” que no pudo [o no quiso como yo] pagarse una “buena fiesta” “un reventón de año nuevo” porque no tiene los recursos suficientes [o sabía que se sentiría bastante perturbado ahí dentro si lo hacía, al darse cuenta de lo feliz que puede ser sin ti aburriendola/lo a su alrededor y al lado de alguien que le agrade más] con treinta soles como mínimo… no nos queda de otra que hacer uso de el popular “calzoncillo amarillo” las “12 uvas”, [una para cada deseo] “quemar nuestro muñeco de cartón”, “correr con sus maletas alrededor de su casa” hacerse un “baño de florecimiento” [esa no la intenté ni pienso hacerlo] y otra serie de cábalas que ya no puedo acordarme pero que también son muy utilizadas, esperando a que funcionen… pero año tras año, jamás lo hacen y año tras año también, y ante la falla perpetua de tu “infalible imán de llegar al objetivo”, te lo vuelves a proponer usando nuevamente el mismo método cabalístico que sabes bien que no funciona, pero al que ciegamente, le sigues confiando tu suerte.

Y saben perfectamente que tengo la razón, excepto por honrosas excepciones, de todo lo que se proponen el primero de Enero de cada año, sólo se llegan a cumplir a cabalidad a lo mucho un cuarenta por ciento de lo que quisiste [eso viene a ser ¿Unos tres o cuatro deseos de tus doce tal vez? Discúlpenme si me equivoco, no soy bueno con los números] y eso no es nada agradable que digamos, pero tercamente un año más lo vas a volver a intentar, quien sabe si para esta vez al fin puedas conseguirlo [no te confíes mucho]

Pero ¿Cuáles son esa clase de deseos que pospones año tras año esperando que alguno [porque el tercero ya paso hace bastante] sea el vencido?

Al menos yo no puedo saberlo con exactitud, pero indagando un poco, conseguí sacar una pequeña listita de los que considero como los más comunes:

  • Para los desempleados pues, un empleo [bastante obvio]
  • Para los que tienes un trabajo, un ascenso
  • Para los que trabajan en demasía, más días de descanso
  • Para un mendigo, un lugar donde vivir
  • Para una madre, lo mejor para sus hijos
  • Para un anciano, no morir antes de haber cumplido todos sus propósitos
  • Para un cantante, ser famoso
  • Para tu perrito, un buen hueso
  • Para bastante gente, que esa persona al fin pueda fijarse en ti y alguna vez pueda llegar a sentir lo mismo que ustedes hacia ella/el por más de que ya te haya dejado un “NO” rotundo estampado en la frente y mas o menos un entero mes de indiferencia que a ti te carcomió las entrañas, y que seguirás pagando por el resto de tu vida porque ya nada será igual después de eso, tal vez [este es probablemente el deseo pospuesto más común entre todos, porque a pesar de que sea lo que sea que uno intente… año tras año esa persona aún los ve como un/a mero/a desconocido/a o peor aún, como su eterno/a mejor amigo/a. Y creo que para cualquiera, una situación así puede llegar a ser bastante frustrante]
  • Y por supuesto particularmente para mi [y basándome un poco en el anterior, pero sólo un poco y más que todo por la manera de dárseme las cosas] un buen revólver para guardarlo en el armario, y usarlo en el momento mas oportuno o cuando sea necesario en verdad.
  • Y etcétera, etcétera, etcétera… ya no se me ocurre algún otro, pero sé que existen cientos más.

En fin, esas son algunas “proposiciones populares” que año tras año, seguimos intentando, pero que al final dentro de este no hemos conseguido cumplir a pesar de haber sudado sangre por intentarlo durante 365 días, y que por consiguiente, vuelve a estar en nuestra lista de deseos, al inicio de uno nuevo. Quiéranlo o no, estén de acuerdo o no mucho, saben que en la gran mayoría de todo lo que escribí [con excepciones de persona a persona y añadiendo muchos mas deseos a la lista] tengo la razón.

Pero en fin, este post ya se me tornó aburrido otra vez así que, no me queda nada más que decirles, que sinceramente, espero que este año cumplan la mayoría de todo lo que se propusieron, y lleven nuevamente como promesa para el próximo año, cada vez menos deseos repetidos… porque como sea, yo ya llevo un año con uno en particular y creo que me veré obligado a posponerlo otra vez hasta el próximo año también. No me queda de otra…

[“Lo sabía, yo solito me lo busco, y lo consigo… No sé por qué siempre pienso que estas durmiendo, cuando sé perfectamente que sólo estas sonriendo gracias a alguien más en algún lugar…”]

Mis mejores deseos, y que todo les vaya “bien”. Qué ironía…

"Tanta gente reunida en un solo lugar, esperando a volver a prometerse el cumplir algo, que hace un año ya, también se propusieron..."

Anuncios

Acerca de eldespistado

Escritor, [No he publicado nada, pero al menos lo intento] lector empedernido y blogger / Si buscas gente cuerda, no soy el indicado / Sobre mí no quieres saber mucho más... Ver todas las entradas de eldespistado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: