“¿Alguien que se le acurra, alguna buena manera de escape?”

Bueno bueno, ya estuvo, fue suficiente y demasiado para mi gusto, sé que este no es un Domingo cualquiera y que se debería suponer que conmemorara la fecha, y sí, se me paso por la cabeza el romper el libreto por esta semana y escribir algo relacionado con pues “Navidad” y toda su “felicidad del caso”.

Al principio lo intente, coloqué esos clásicos temas sobre, los villancicos cantados por tu abuelita, sobre las lucecitas de bengala que los pirañitas de la calle encienden para perturbar los oídos sensibles de cada perrito en la ciudad, el pavo [por cierto, un aplauso por cada uno de ellos que murió estos últimos dos días], el panetón de todos los años, el chocolate caliente que nos quemó la lengua, la unión familiar y claro, no debemos olvidarnos de ¡blah! ¡blah! y por supuesto, tampoco podía faltar mi estimado….¡blah!. Pero al cabo de cinco minutos, todo eso empezó a aburrirme, demasíada azúcar para mi gusto y me di cuenta que particularmente en este año, y a comparación de los anteriores, ya no me sentía tan contento de que esta fecha, al fin hubiese llegado, así que siendo de ese modo, lo pensé muy bien por un par de segundos más, así que, deseché al instante ese primer texto que había escrito, y lo intercambié mágicamente o por azares de Papá Noel [que no te metió en su bolsa, te envolvió ni te colocó sigilosamente debajo de mi arbolito como se lo había pedido, eras lo único que deseaba] por uno algo menos llamativo, pero con mas verdad y crudeza no expresiva pero asumible entre sus líneas.

En consecuencia, no espero arruinarles su día tan especial, y aunque ya había dejado un pequeño adelanto del texto unas horas atrás y que solo unos cuantos pudieron leer [o eso se supone] igual se los dejó a continuación…

“Alguien de por ahí cree que fuese posible que me pueda facilitar el poder ayudarme e idearse algo, para que de alguna manera o con un método particularmente raro este año, yo me pueda escapar olímpicamente de mi abuelita y así conseguir evitar la navidad? sino, supongo que voy a tener que conformarme, en verdad le estaría eternamente agradecido…”

Sinceramente la razón no es que no me agrade en lo más mínimo tantos abrazos y saludos repletos de buenos [a veces hipócritas de ciertas personas] deseos, de hecho debo admitir que hasta hace un par de años atrás, esta fecha era mi favorita de todo el calendario por la cual contaba los días horas y minutos para presenciarlo, pero particularmente esta vez, y aún no lo comprendo ni sé como explicarlo, la emoción se me ha terminado de una buena vez [será tal vez porque cada día me van quedando menos días, es relativo] y  he pasado de ser un fanático navideño come panetón, revienta cohetes, canta villancicos al pie del nacimiento impulsado por su abuelita sin ningún reparo, a uno de esos grinchs [o como se escriba] que por momentos desea quemar el arbolito, cortarle la lengua con sus propias manos a cada uno de los toribianitos y recibir la media noche metido en su cama o sentado en su patiecito mirando al cielo buscando a su Luna [que estas fechas ni se le da la gana de aparecer, creo que ya se olvidó de mí, lo que hace que me desanime, aún mucho más]

Si, lo sé, bastante raro, [y no, no estoy empezando con mis cosas nuevamente] pero es que tengo mis propios motivos como para querer este año, evitar los litros de chocolate caliente vertidos en mi taza, no ver rodajas de panetón perfectamente cortado en la mesa, u oler el aroma a pavo recién horneado y mucho menos engullirlo a la hora de la cena.

No lo entiendo muy bien pero creo que recién pude darme cuenta de el verdadero significado de este día, que no es para nada el que debería tener, y no es que vaya a quererles arruinar su noche buena volviendo a decirles que sinceramente, nos estamos olvidando de cosas tres veces mas importantes que unos cuantos regalos, una buena cena, o que innumerables luces hipnotizantes en alguna ventana, total, eso ya lo saben, y hasta en mi misma familia estamos consientes de eso.

Solo me queda decirles que tal vez la única razón por la que me sienta así es que:

“No me gusta la idea de saber, que mientras yo y casi todos estamos comiendo nuestra pierna de pavo poco antes de la media noche, teniendo nuestras tazas repletas de chocolate caliente, obsequios envueltos en nuestras manos y que será un gran día para pasarla en familia…. Allá afuera a no muchos metros, alguien solo se esta preguntando donde demonios pasará la noche, y qué se supone que le dará de comer a sus hijos. Y lo peor es que así lo quiera, tampoco es que pueda hacer mucho. Así de simple… eso jode en verdad”

De todas maneras igual, no encontré mejor manera de expresar esto que escribiéndolo, así que en este caso, solo me queda desearles una muy Feliz Navidad al lado de todos los que mas quieren, creo que eso es todavía algo que no ha cambiado mucho. Pásenla genial…

En fín, tadabía sigo con mis animos de perro muerto un veinticinco de Diciembre, asi que aún debo preguntarles por más que esté por acabarse:

“Alguien que sepa, cómo podria yo perderme en este día?”

[Disculpen por la pequeñez de este post, como entenderán, el querer escaparme en estas fiestas irónicamente, hizo más ajetreados aún estos últimos días]

"Ninguno de ustedes se ha percatado, pero en este día, abolutamente todo, se encuentra al revez..."

Anuncios

Acerca de eldespistado

Escritor, [No he publicado nada, pero al menos lo intento] lector empedernido y blogger / Si buscas gente cuerda, no soy el indicado / Sobre mí no quieres saber mucho más... Ver todas las entradas de eldespistado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: